esarcazh-CNzh-TWnlenfrdeitjaptru

Suspendido despacho vehicular hacia el sur del país

Alrededor de un 70% del despacho vehicular se ha visto afectado desde el pasado 18 de julio cuando se agudizó la crisis vial con el derrumbe que se presentó en el cruce vial de la ruta Garzón – Gigante.

 

Con 400 vehículos que se sumarán a la protesta social del gremio transportador, las asociaciones del gremio de camioneros de La Plata, Pitalito y Garzón, concentrados en diferentes municipios se disponen a oficiar el paro indefinido que involucra alrededor de 40 empresas transportadoras que no despacharán pasajeros, carga ni encomiendas hacia el sur del país.

De acuerdo a la rueda de prensa auspiciada por Sandra Mildred Charry Fierro, Asesora de Transporte de Coomotor, los puntos de reunión incluyen Puerto seco, el cruce de Altamira, El socorro, y Zuluaga; como sitios destinados para el desarrollo de la protesta pacífica social del gremio transportador. “De ser necesario se realizará un plan tortuga que incluya bloqueos, ya que desde al año pasado la crisis vial del Pericongo no se ha solucionado”, concluyó.

La crisis

La Restricción de vehículos de carga, la reducción del 50% en el pago de peajes y la falta de compromiso para recuperar la malla vial del departamento en las zonas afectadas, son las razones que convocan al cese de actividades, que tampoco descarta el bloqueo y plan tortuga para llamar la atención del Gobierno Nacional y se llegue a un acuerdo final.

Los daños alcanzan el 80% en la operación de carga, debido a la elevación del costo de la canasta de transporte por el incrementado sustancial a raíz del desvío de 170 kms en la vía, sumado a los perjuicios que han sufrido los vehículos.

La Dirección Operativa del Terminal de Transportes de Neiva S.A., aseguró que alrededor de 7000 pasajeros se verán afectados por esta medida y por lo menos unos 300 vehículos dejarán de transportar pasajeros en tránsito y origen. La situación podría agravarse si el acceso a las vías empeora y se presentan bloqueos permanentes.

Pese a que no se ha valorado en cifras exactas la afectación económica, al menos 4 millones de pesos diarios son las reducciones en la compra de la tasa de uso.  

Dentro de las peticiones más significativas, el gremio alude a la cancelación del no pago de los peajes del Caucho y Altamira; la compensación económica por parte de Aliadas y Enel-Emgesa debido a los graves daños sufridos y la desproporción que ha significado el cobro de peajes que hasta el momento no ha sufragado el mantenimiento de las carreteras comprometidas.

Contador Visitas

103195
Última Semana2918
Este Mes8462
Está aquí: Home